Trucos para sacar una sonrisa en tus vídeos de YouTube

 

Es una máxima conocida universalmente que en el cine o en la literatura resulta más difícil hacer reír que hacer llorar. No sabemos muy bien por qué, pero lo cierto es que cuesta más arrancar una sonrisa que unas lagrimillas en la audiencia. Por eso, hoy queremos hablar de cómo conseguir ser más divertidos en nuestros vídeos de YouTube. Si os gustaría dar un punto cómico a vuestras grabaciones (pero sin pasaros) no dejéis de leer porque os contamos algunos trucos secretos para conseguirlo. ¿Vamos allá?

 

  • Ser natural: es un básico. Cualquier cosa que hagamos frente a una cámara tiene que ser natural y no quedar fingida. De lo contrario, no conseguiremos el efecto que buscamos. Obviamente, ello es todavía más importante si lo que estamos intentando es hacer reír. Pero no os preocupéis, porque en esta vida todo puede aprenderse. La naturalidad se consigue practicando y acostumbrándose a la cámara y a verse uno mismo. Los grandes Youtubers eran mucho menos naturales en sus primeros vídeos que actualmente.

 

  • No te extralimites: para hacer reír es importante encontrar el punto justo. Contar chistes, hacer bromas, guiños… son buenas maneras para conseguirlo, pero ¡ojo! Es muy importante no pasarse. Si nos excedemos corremos el riesgo de parecer una caricatura y de crear el efecto contrario. Un humor exagerado o poco natural puede parecer ridículo.

 

  • Busca tu estilo: para hacer reír no hay una fórmula mágica única. Cada cuál lo hace a su manera. Por eso, es importante buscar (y encontrar) un estilo propio. Debe ser natural, espontáneo y personal (que no tengas que fingirlo). Tampoco es necesario ser la alegría de la fiesta. Muchos personajes han conseguido arrancar grandes carcajadas sin mover apenas sus músculos faciales. Es el caso del humorista Eugenio (que contaba chistes con sus inseparables cigarrillo y cubata pero siempre con un rictus serio) o de muchos Youtubers, como el Youtuber AuronPlay.

 

  • Apunta lo que te haga reír: ni los mejores cómicos están siempre inspirados. Por eso, si quieres añadir unas risas en tus vídeos de YouTube puedes recurrir a trucos de profesionales. El humorista Joaquín Reyes (de El Club de la Comedia) reconoce que tiene una pequeña libreta donde apunta ideas sueltas o bromas que le hacen gracia. Luego, les van dando forma y continuidad.

 

  • Elige temas populares y evita los sensibles: los grandes maestros del humor dicen que se puede bromear con todo. De hecho, el humor negro es una buena muestra de ello. Pero lo cierto es que tocar temas espinosos puede resultar peligroso. Si quieres que tus vídeos tengan un tono gracioso, empieza haciendo bromas de temas populares, de actualidad, o de ámbitos clásicos (como las relaciones hombre-mujer, los tópicos de sexos…).

 

¿Qué os parecen estas sugerencias? ¿Pondréis en práctica alguna de ellas?