La abuela del chroma, la nueva sensación de YouTube

 

Quizás si os hablamos de Green Screen Grandma (la abuela de la pantalla verde) no sepáis a quien nos referimos, pero lo cierto es que Tatiana Subbotina, el verdadero nombre de esta youtuber, es todo un fenómeno en su país natal, Rusia, donde ha conseguido un gran éxito con sus vídeos a base de chroma key. Os lo contamos.

 

Tatiana Subottina, de 62 años, se ha hecho famosa en Rúsia por compartir vídeos usando el recurso del chroma key

 

El chroma key es una técnica empleada de forma habitual en producciones de televisión y cine que consiste en colocar un lienzo verde en un plató, delante del cual se posiciona el presentador o actor. Después, a través del ordenador se puede aplicar sobre este color verde cualquier fondo de un vídeo o imagen. El espectador tiene la impresión de que el presentador está en una playa, en un desierto o en cualquier ciudad, cuando en realidad está delante de un fondo verde.

Pues bien, esta técnica, que no tiene nada de nueva y que se usa desde hace decenas de años de forma muy habitual, es la que ha convertido a Tatiana Subbotina en un fenómeno. Tanto que en su país natal la han apodado la abuela del chorma.

La abuela, de 62 años y ingeniera jubilada, comparte vídeos usando este recurso, lo que le permite viajar a países lejanos, mostrarse flotando en el aire o con curiosos fondos. Todo ello gracias a sus habilidades de edición de vídeo, totalmente autodidactas, y a su imaginación y simpatía.

De hecho, explica que gracias a Internet descubrió que si usaba un fondo verde o azul luego lo podía sustituir por cualquier paisaje y se animó a probar con muñecas. Le gustó tanto el resultado que decidió ser ella misma la que protagonizara sus vídeos y, a partir de este momento, su éxito empezó a ser notable.

Tanto es así, que compartiendo contenido sólo en ruso (y escrito en alfabeto cilírico), Tatiana ha conseguido casi 30.000 suscriptores en su canal y sus videos han sido vistos más de 2,5 millones de veces. “Cuando me di cuenta de que tenía una gran audiencia, para mí fue una gran sorpresa“, explica.

Ahora, sus particulares vídeos han dado el salto fuera de su país de origen y cada vez son más las personas que ven a Tatiana desde cualquier punto del planeta, algo que esta ingeniera jubilada que vive en un pequeño piso de San Petersburgo nunca habría imaginado.

¿Conocíais a esta youtuber? ¿Habéis visto alguno de sus vídeos?